miércoles, 25 de febrero de 2015

Campos se niega a acatar la orden de Benestar que obliga a pagar por los pisos tutelados

Darío Campos. ÁLVEZ (AMA)
Fuente: El Progreso
El alcalde pontenovés, el socialista Darío Campos, se niega a firmar el contrato de la recién creada Axencia Galega de Servizos Sociais, que sustituye al Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, porque, al igual que denuncia Ribadeo, su Concello pasará a pagar 3.690 euros por cada usuario. En el caso pontenovés, la medida afecta a los inquilinos de las viviendas tuteladas. "Unhas 14 persoas empadroadas –aínda que a metade son de fóra do municipio–, ocupan as 24 prazas dispoñibles e o ente local non ten fondos para asumir os 50.000 euros anuais que a Xunta pretende cobrar.