viernes, 23 de enero de 2015

«Mis mejores años como jugador los viví en el fútbol mariñano»


El cargo de vicepresidente de la Federación Gallega en la provincia de Lugo lo ocupa Carlos Méndez, Negrín (Lugo, 1974), un exdelantero con clase e instinto goleador que confiesa haber vivido en A Mariña sus mejores años como futbolista. Durante la década de los 90 y en los primeros años del 2000 pasó por el Mindoniense, el Xove, el Ribadeo, el Burela, el Iberia y el Pontenova. Asume su nuevo reto con ilusión.
-¿Cómo afecta al fútbol provincial que el Lugo esté en Segunda División?

-No veo aspectos negativos a que el Lugo esté en Segunda. Es bueno para la provincia, el deporte...
-¿Notó a la gente sorprendida por su designación como vicepresidente?
-Un poco, sí, porque la presentación se llevó en secreto hasta el último día. Pero veo a la gente ilusionada. El fútbol me ha dado mucho y ahora espero devolverle algo.
-¿Cuáles son sus prioridades?
-Tengo pocos datos todavía, pero sé que hay mucho que hacer. Cuento con la colaboración del presidente. Había perspicacias sobre el apoyo que la nueva directiva le brindaría a Lugo, también por cómo se dieron las elecciones. Pero hay dos provincias que están un poquito atrasadas: Ourense y Lugo. Y se hará hincapié en ponernos a la misma altura que las otras dos.
-Algunos desconfiarán de que Louzán pueda ser localista...
-Cada uno tendrá su opinión. Él tiene ganas de hacer cosas. Una de las prioridades es la mutualidad, cuya situación no es buena. Cualquier jugador que se lesiona en A Mariña tiene que venir a tratarse a Lugo, y eso es un atraso. Además, intentaremos hacer un único Comité de competición e integrar el fútbol sala en la Federación. También contemplamos la posibilidad de incorporar el fútbol aficionado.
-¿Qué va a pasar con Carlos Mouriz, el delegado de la federación gallega en Lugo?
-En principio, no tengo constancia de que vaya a haber cambios. Ya me he puesto en contacto con él y le he transmitido que hay que luchar codo con codo para llevar el fútbol provincial a lo más alto. Quiero que sume y cuento con él.
-Algunos tienen la visión del fútbol más como un negocio que como un deporte...
-El negocio está vinculado al fútbol profesional, pero es más limitado en el de base y el aficionado.
-¿Cómo percibe la actualidad del fútbol gallego?
-Por volumen de fichas, somos los terceros en el ámbito nacional. Hay que luchar por que haya una correspondencia con ese dato.
-¿Qué recuerdos guarda de su paso por el fútbol mariñano?
-Muy buenos, buenísimos. Mis mejores años como jugador los viví en el fútbol mariñano, que entonces estaba en auge y contaba con un buen número de representantes en Tercera División. Con el Pontenova ascendí a Tercera y en el Ribadeo jugamos la promoción, metí 20 y pico goles y creo que quedé segundo máximo goleador de Preferente por detrás de mi compañero Del Río. Al Mindoniense llegué con solo 18 años, estaba Gayol en el banquillo... Y en el Xove estuve solo un año y tuve tres entrenadores: Víctor Basadre, Pepete y Arteche. En el Iberia y el Burela también estuve muy a gusto.