jueves, 22 de enero de 2015

El obispo visitó A Pontenova y se comprometió a enviar un nuevo párroco en febrero

CARLOS GABINO
El conflicto suscitado en torno a la reparación de la imagen de Nosa Señora de Conforto y la petición de cese del párroco por los feligreses parece haberse solucionado. Fue preciso que acudiese ayer el obispo, Manuel Sánchez Monge, a A Pontenova, acompañado por el vicario general de la diócesis, Antonio Basanta, respondiendo así a la invitación que le cursaron. Sánchez Monge se reunió con un representante de cada parroquia y con dos de la asociación de Conforto, constituida a raíz de la polémica con la imagen, y según manifestó ayer Juan Cancelas, presidente de la asociación de Conforto, les anunció que en torno al miércoles de ceniza, el 18 de febrero, estará en A Pontenova el nuevo párroco que sustituirá a Xosé Anxo Fernández, quien solicitó abandonar A Pontenova. No se ha divulgado quién será el nuevo sacerdote.
A la vista del anuncio del obispo, los feligreses críticos decidieron desconvocar la concentración que habían anunciado para el sábado frente a la sede episcopal en Mondoñedo.
El Obispado, además, tratará de revertir la imagen de Nosa Señora a su estado original. Personal de una empresa restauradora verá hoy la talla para elaborar un presupuesto.
Fuente: La Voz de Galicia


La foto de la izquierda pertenece a la noticia de El Progreso. Clic sobre ella para ampliar.