viernes, 24 de octubre de 2014

A Pontenova desoye al Obispado e insiste en pedir el cese de dos párrocos


La reunión con vecinos el viernes y el «comunicado final» divulgado el sábado por el Obispado Mondoñedo-Ferrol sobre la polémica de Conforto (A Pontenova), apelando al diálogo y al perdón e ignorando la demanda de los feligreses de sustituir a los párrocos Xosé Anxo Fernández y Antonio Rúa, no ha conseguido anular las protestas de los feligreses. Tras la «tregua» de la pasada semana, el domingo habrá un nuevo acto de protesta, esta vez en la iglesia de Vilameá, donde sigue oficiando Xosé Anxo Fernández. Los vecinos que la promueven aclaran que será un acto reivindicativo, una concentración para pedir el cese del párroco, tal y como solicitaron por escrito al Obispado, junto con la asociación vecinal de Conforto y de otras parroquias.
«É unha protesta, pero en ningún momento lle imos faltar ao respeto ao párroco nin a naide», aclara una de las promotoras del acto. Y es que los vecinos tienen muy presente el escrito del Obispado, en el que advertía: «Si en alguna de las parroquias persisten actos de coacción y manifestaciones ofensivas al párroco, antes, durante o después de la celebración de la Misa, que son contrarias al espíritu de comunión y fraternidad que corresponde a esta acción litúrgica, se suspenderán los actos de culto, excepto la celebración de exequias, mientras no se cambie de actitud».
En Vilaboa la protesta se ha convocado a las 10.00 horas, antes de empezar la misa. Quieren que el Obispado sustituya al párroco porque no están conformes con las «maneiras e condicións de misar» que «impuxo» a su llegada, hace algo más de un año. Así, le reprochan: "Négase a dar misa todos os domingos; négase a rezar o rosario; négase a acompañar o cadaleito do tanatorio á igrexa; négase a celebrar un funeral de enterro en domingo; négase a misar por Semana Santa, Nadal, etcétera., cando sempre se fixo. E o que nos pareceu unha falta de respecto tanto aos ferigreses como aos seres queridos que xa non están foi que o ano pasado non misara nin o Día se Santos nin o de Difuntos».