martes, 2 de septiembre de 2014

Fotos Antiguas de Dorinda Abella Vares (Casa Da Rega Xudan)


Recogen 528 firmas para que se investigue si han cambiado la talla de la Virgen de Conforto

Sospechan de la desaparición de bienes de la parroquia y de donaciones de fieles


La talla reparada. Los incidentes del viernes en el santuario de Conforto (A Pontenova) cuando unos 170 vecinos exigieron explicaciones al párroco local, Xosé Anxo Fernández, y al de Riotorto, Antonio Rúa, al sospechar que la talla de A Nosa Señora ha sido cambiada, provocó ayer un cruce de denuncias en la Guardia Civil. Durante el fin de semana los vecinos recogieron 528 firmas (la parroquia tiene 263 habitantes) en un escrito en el que se reclama una investigación, no solo por la talla de la Virgen sino porque temen que hayan desaparecido otras piezas. El escrito también fue entregado al Ayuntamiento, a Patrimonio y al Obispado. Mientras, Antonio Rúa denunció ayer a dos vecinos (un varón y una mujer) por los hechos del viernes: les acusa de injurias y agresión.

Enfrontamento entre os veciños e o cura dunha parroquia da Pontenova pola restauración dunha Virxe




O sacerdote asegura que é a mesma imaxe pero só se mellorou o seu aspecto porque estaba moi deteriorada. Pero os veciños sospeitan que cambiaron a talla. Din que esta virxe é máis pequena e fáltanlle moitas xoias e parte das vestimentas orixinais.
Esta é a imaxe da Virxe de Conforto que mantén enfrontados aos veciños co cura desta parroquia de A Pontenova
O sacerdorte, que leva un ano no lugar, recoñece que mandou reparar a talla para que tivera un mellor aspecto para a festa que na súa honra se celebra dentro dunha semana. Asegura que estaba moi deteriorada, pero non reparou en que precisaba unha autorización. 
Asegura que é a mesma virxe e que o único que se fixo foi pegarlle o torso que estaba cuberto por telas e correas, así como remprarzar as antigas mans da virxe demasiado desproporcionadas,´ao seu parecer co tamaño da imaxe. 
A nova imaxe presenta ademais un neno Xesus en brazos que antes non tiña pero fáltalle un cordón de ouro e moitas das xoias que os feligreses lle donaran como agradecemento polos favores recibidos da santa
A que mais molesta aos veciños é que o cura non lles dixera nada da súa intención e que sacara a Virxe do santuario sen aviso ningún. E tampouco se fían das fotos que o cura expón ao carón do altar para documentar como foi o proceso ao que foi sometido a imaxe
O malestar dos veciños non é novo, dínq ue levan uns meses coa sospeita de que faltan máis pezasa da igrexia e que se están a facer oputros cambios sen ningun tipo de aviso. Xa remitiron un escrito ao Obispado con mais de 500 sinatruas, pedindo que lles devolvan a imaxe da Virxe que eles lembran dende hai máis de 300 anos.
Fuente: TVG


El cura de Riotorto denunciará a dos vecinos por el forcejeo de la Virgen de Conforto

Dice que lo agredieron cuando medían la talla para comprobar si era la auténtica. Creen que se la han cambiado


El sacerdote Antonio Rúa -que atiende diversas parroquias en el municipio de Riotorto, incluida la capital del concello, y en el vecino de A Pontenova- denunciará a dos vecinos de este último ayuntamiento por injurias y agresión. La situación tiene su origen en los incidentes de anteayer en el santuario de Conforto (A Pontenova), adonde se desplazó este párroco para explicar los trabajos realizados en una talla de la Virgen. 
Los ánimos se caldearon porque hubo vecinos que, como ya informó ayer este periódico, consideraron que la imagen -que parece datar del siglo XV, según explica Antonio Rúa- había sido alterada en su aspecto en una reciente restauración. 
Sin embargo, no hubo tal proceso, tal como el párroco de Riotorto explicó ayer. «Eu non restaurei a imaxe. Pegouse», dijo ayer. La imagen -de 40 centímetros de alto, según precisó Rúa- se encontraba rota en cinco pedazos. Sobre la talla, que se guardaba en un camarín del altar mayor, había un caparazón de cuero y una tela de saco. El caparazón, detalló ayer el sacerdote, «daba conta dos pedazos para que non caesen»
Labor de un canteiro
La operación efectuada consistió en llevar la pieza a un canteiro de Pontevedra, que en su día pegó las piezas. Rúa explicó que ese trabajo se había encargado de «común acordo» con Xosé Anxo Fernández, párroco de Conforto, y que así, por ejemplo, se había logrado que la talla de la Virgen tuviese de nuevo en sus brazos a Jesús: antes, dijo, esa figura era uno de los trozos rotos del conjunto. 
La situación que se corrigió se produjo, según Rúa, hace varios años: se sabía que la talla estaba rota porque al tocarle se movía. También se repararon con óleo algunos desperfectos de la cara, se retocaron los ojos y se colocó un nuevo vestido. No hubo más alteraciones, aseguró Rúa, que además afirmó que anteayer, en el acalorado encuentro con vecinos de Conforto, se había efectuado una medición cuyo resultado, dijo, indica que la talla mide lo mismo que antes y descarta cualquier alteración. 
Acta notarial
Rúa, que además ha estudiado Historia da Arte, también desveló ayer que había comentado con el párroco de Conforto y con el Obispado de Mondoñedo-Ferrol la posibilidad de pedir a un notario que levantase acta del estado de la pieza. «Non hai dúbida ningunha, o que hai é unha mala fe impresionante», manifestó ayer. 
Por su parte, Xosé Anxo Fernández, responsable de la parroquia de Conforto y de otras de A Pontenova, lamentó profundamente lo ocurrido: «A miña intención era só que a Virxe estivese o máis bonita posible, o que quere calquera párroco», explicó. «Quizais me equivoquei e pido disculpas. Cando mirei de reparala, foi coa mellor intención», dijo. 
Para el párroco, por otro lado, la preocupación de los vecinos es de elogiar, porque demuestra el interés y el cariño que tienen a la imagen.

Polémica por la reparación en el santuario de Conforto de la talla barroca de la Virgen

La reparación de la imagen barroca de Nosa Señora, la principal del santuario de Conforto, en A Pontenova, ha suscitado un gran debate en la parroquia. Los vecinos que temen que la talla haya sido cambiada han convocado una reunión hoy a las ocho de la tarde para debatir qué hacer y previsiblemente exigir la intervención del Obispado y de Patrimonio. Cuentan que la semana pasada la imagen desapareció un día, al igual que ésta. Cuando le pidieron explicaciones al párroco de Conforto, José Ángel, les contestó que la había retirado para reparar. "Dixémoslle que polo menos podía dicilo na misa, e neso chegou o cura de Riotorto con un plástico e no interior a imaxe. Explicounos o proceso de restauración e convenceunos, pero agora queremos que se aclare que é a nosa santa», comentó un vecino.
Al parecer, parte de las pulseras, un cordón de oro y medallones que tenía la imagen ?ofrendas de fieles? no las tiene ahora. El párroco explicó a esta Redacción que las tiene guardadas en la sacristía. Lamentó que se haya suscitado esta polémica cuando su intención -dijo- era reparar la imagen para la novena que empieza el día 31. «O desexo do cura é poñer bonita á Virxe, e todo o que saia de aí é malinterpretar e buscarlle tres pes ao gato».
Como se trataba de juntar piezas, una reparación «menor», no pidió permiso a Patrimonio. «Cando informei ao Obispado xa me din conta de que aí estivo o erro», apuntó.
La reparación consistió en unir las piezas y poner el niño Jesús original, que se encontraba almacenado en la sacristía. Por ello, ahora no le entra el manto que vestía antes, cuya falta también ha suscitado polémica.