jueves, 27 de noviembre de 2014

Vecinos de A Pontenova mantienen el pulso con el Obispado y convocan otra concentración.

Pese a las llamadas a la prudencia y a la cordialidad del Obispado y pese a sus advertencias de que suspenderá las misas -excepto los funerales- en el caso de que haya protestas, un grupo de vecinos de A Pontenova se mantienen firme en su demanda de exigir el cese del párroco que atiende la mayoría de parroquias, Xosé Anxo Fernández, a raíz de la polémica suscitada por la restauración de la imagen de Nosa Señora de Conforto. Tras varias protestas en diferentes templos, ahora se llevará a la capital de la villa: A Pontenova. Será el domingo, a las 12.00 horas, delante de la iglesia.
La Voz de Galicia.