miércoles, 25 de junio de 2014

La Xunta acusa a la Diputación de usar los grupos de emergencias de manera «partidista»

La Xunta y la Diputación llevan meses polemizando por la situación de los Grupos de emerxencia supramunicipal (GES), implantados en diversas comarcas. El director xeral de Administración Local, José Alberto Pazos, manifestó en Lugo, esta mañana, que el funcionamiento es positivo en líneas generales. pero con la expeción de Lugo. ¿Por qué? Porque la Diputación lucense, dijo, «está a poñer problemas».
Pazos acusó al organismo provincial de usar ese servicio de manera «partidista», y agregó que de los pagos habían quedado excluidos los municipios de Guitiriz, Folgoso de Courel y Quiroga. El primero de ellos tiene un GES, mientras que los otros dos comparten uno, y los tres están gobernados por el PP. En cambio, expuso Pazos, no se eludió el pago en A Pontenova, concello en el que gobierna el PSOE y en el que, dijo el director xeral, el proceso de selección ha entrado en la vía judicial. Sin embargo, esas críticas y ese cruce de acusaciones no parecen cerrar la posibilidad de un acuerdo que supere esos conflictos: para pasado mañana está prevista una comisión de seguimiento y se espera que se logre una solución definitiva «definitiva».