viernes, 9 de mayo de 2014

Los afectados por Boimente-Pesoz mantienen la lucha legal contra la línea eléctrica


La asociación "Camín Grande", que rechaza la línea de alta tensión que unirá Boimente (Lugo) y Pesoz, presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que respalda el trazado de la línea y su estudio de impacto ambiental.
Representantes del colectivo y del concejo asturiano de Santa Eulalia de Oscos y de los gallegos de A Pontenova y A Fonsagrada celebraron el lunes una asamblea para concretar las acciones futuras. Los afectados no están de acuerdo con el fallo, que dice, entre otras cosas, que "no está acreditado que los campos electromagnéticos generados por la línea ocasionen riesgos para las personas o el medio ambiente" y que el proyecto y el trazado cuentan con una Declaración de Impacto Ambiental ajustada a la ley.
El proyecto de Red Eléctrica Española pretende evacuar el excedente de energía de Asturias y Galicia a la Meseta. Está declarado de utilidad pública, pero los municipios afectados creen que el es muy perjudicial.