jueves, 21 de junio de 2012

Concello de Irixoa (A Coruña) - Un alcalde "ejemplar"

Clic na imaxe para ver o video



Esquela funeral Enrique Iglesia Bouso "Casa Enrique do Vilasio - Ferreiravella"

Esquela aniversario Nicasio Rey Novo "Rey - taxista"

Esquela aniversario Armando Yáñez Fernández "Casa Armando - Folgueirúa"

«Aos rapaces encántalles»

Para encontrar a la afortunada Oliva hay que salirse del mapa. O casi. En un garaje remoto de Conforto, a cinco kilómetros de Asturias, descansa uno de los Audi A3 que regaló La Voz.


¡Qué a gusto se cubren los kilómetros cuando se conduce cómodamente! No me importa tener que buscar a Oliva Seivane en una esquina del mapa gallego, ni pasar de la autovía a la nacional. De hecho, cuanto más me acerco, más me divierto. La adaptación de mi Audi A1 a la carretera es casi una simbiosis y el entorno, cautivador. Así que cuando llego a Conforto, un pequeño pueblo en el extremo oriental de A Pontenova que a su vez está en el extremo oriental de Galicia, me siento más feliz que una perdiz, si es que queda alguna.
En una de las cocheras del pueblo, estructurado sobre calles empinadas como rampas de garaje, descansa uno de los Audi que La Voz ha estado regalando por Galicia durante los últimos años: «Tocoulle ao meu marido, pero agora son eu o que anda con el», cuenta Oliva, un ama de casa y madre de dos hijos pequeños, en la cocina de su hogar. Hay que mirar por su ventana para darse cuenta de la vista que disfruta cada día esta familia. Así que me salto las preguntas sobre su relación con la suerte. Está claro que ya eran afortunados: «O que cubría os cartóns era o meu marido. El compra o periódico pola mañá. Eu non sabía nin que estaba co tema do coche. Unha tarde chegou e dixo: ?tocounos un coche?. Estaba tan tranquilo que non o cremos. Pero era verdade. E fomos buscalo á Coruña».
El marido de Oliva, Julio, trabaja como contratista. Y la familia pensaba en comprar una furgoneta: «Pero xa non o fixemos. Agora temos o outro coche, que é o que leva o meu home, e o Audi, que manexo eu». Así que Oliva, con los niños en el cole, coge su deportivo rojo para bajar a hacer la compra a A Pontenova, para ir a Lugo... «tamén fomos de excursión aos Picos de Europa e a Cantabria. Dende logo, os rapaces prefiren o Audi, encántalles; sobre todo á pequena», pero lo cierto es que en estos cuatro años que lleva en Conforto («Xa lle pasei a ITV»), el A3 ha tenido una vida tan plácida como cabe imaginar de los vecinos de un lugar tan idílico.
Eso sí, para entrar y salir del pueblo hay que someterse a curvas muy serias y, en función de la temporada, a condiciones extremas: «Eu xa estou acostumada», dice Oliva con la misma suficiencia con la que saca del estrecho garaje el poderoso A3 para someterse a una breve sesión de fotos. «Eu ando moi cómoda. Dende logo, este coche é outro andar».
Por la tarde, Oliva, en un rato que le quede entre atender a los niños y a los mayores que también viven con ellos, le echará un vistazo a La Voz. Bueno, tal vez hoy se lo eche antes, habida cuenta de que sale su fotografía. De lo que seguro que no se va a ocupar es de buscar un A1 como el que me llevó hasta allí en la cartilla que, seguramente, guarda su marido en la oficina debidamente cumplimentada. Tal vez vuelva otro día con la misma canción: «Tocounos outro coche». El caso es que un A1 como el de la foto tendrá mañana un nuevo propietario: un lector de La Voz. Como usted.

Quintana firmó con 37 alcaldes convenios para la mejora de infraestructuras rurales


La consejera de Medio Rural, Rosa Quintana, firmó este miércoles con 37 alcaldes de la provincia de Lugo los convenios para el desarrollo de los Proyectos Estratégicos de Infraestructuras en medio Rural (PEIM), con un presupuesto superior a los 2,5 millones de euros y el objetivo de fijar población.

Acompañada por la delegada territorial de la Xunta en Lugo, Raquel Arias, y el secretario general de Medio Rural y Montes, Tomás Fernández-Couto, la consejera resaltó que los PEIM pretenden "dignificar y mejorar" la calidad de vida de la población que reside en estas zonas, además de contribuir "a arreglar las deficiencias que persisten".

El Peim rural incluye proyectos financiados por la consellería y el Ministerio de Agricultura. Establece un marco general de cooperación que define las líneas generales de colaboración técnica y financiera en materia de infraestructuras rurales.

Así, la Xunta realizará actuaciones de infraestructura rural mientras el ministerio colaborará en la financiación de acciones relativas a caminos agrícolas y pistas rurales.

En concreto, los convenios de este miércoles se refieren a los ayuntamientos de Abadín, Alfoz, Barreiros, Begonte, Burela, Castro de Rei, Castroverde, Cervo, O Corgo, Cospeito, A Fonsagrada, Foz, Friol, Guitiriz, Guntín, Lourenzá, Lugo, Meira, Mondoñedo, Muras, Negueira de Muñiz, Ourol, Outeiro de Rei, A Pastoriza, Pol, A Pontenova, Rábade, Ribadeo, Ribeira de Piquín, Riotorto, Trabada, O Valadouro, O Vicedo, Vilalba, Viveiro, Xermade y Xove.