martes, 22 de noviembre de 2011

Vecinos de A Pontenova viven atemorizados por un incendiario

Un incendiario atemoriza desde hace días a Vilameá, un pequeño núcleo de población situado a un par de kilómetros del casco urbano de A Pontenova. Los vecinos se muestran recelosos y callan sus sospechas: «Non vou dicir nada... porque non sei nada de nada, nin teño idea de quen pode ser o autor dos lumes», dice uno de ellos, amparándose en el anonimato.
La Guardia Civil tiene en marcha las pesquisas, pero los precedentes no son precisamente halagüeños: en Saldoira, hace años se produjeron varios incendios en una vivienda y en el centro social que quedaron impunes.
Lo que sí se hace en Vilameá es atar cabos. Con los últimos fuegos en un pajar y en un alpendre se relacionan ahora varios conatos producidos en montes, que por fortuna logró apagar uno de los trabajadores de Protección Civil. «Tal e como están as cousas non se pode durmir tranquilo, porque así e todo...», asegura otro vecino. Y añade: «Pero durmir hai que durmir».
La Voz de Galicia

Un matrimonio y su primo coincidieron en una mesa electoral en A Pontenova

El 20-N se vivieron anécdotas y situaciones curiosas en muchos puntos de la comarca. Una de las más llamativas la localizamos en A Pontenova, donde un matrimonio y su primo presidieron la misma mesa electoral. Juan Cancelas López, de 48 años, desempeñó las funciones de vocal junto a su esposa, María Jesús Domínguez (presidenta) y su primo, Miguel Cancelas, quien tuvo que desplazarse desde Vigo para ocupar el puesto de vocal en una de las mesas de la Casa da Cultura, adonde acudieron a votar vecinos de Vilaoudriz, Conforto y San Pedro de Bogo. Los tres son de Conforto, pero la concentración de mesas les llevó a presidir una ubicada en el casco urbano.

Fotos Generación do 57

En leer mas puedes acceder a otras cuatro fotografias. El que quiera enviar fotos puede hacerlo a: pontenova.es@gmail.com   ,o utilizando el formulario de la derecha.

Más de 14.800 mariñanos no votaron


El 23,93% de los mariñanos residentes, es decir más de 14.800, optaron por no votar. Atendiendo a los datos facilitados por el Gobierno central, el concello de la comarca que registró una mayor abstención fue el de Mondoñedo, donde el 31,11% de sus vecinos (1.168) no acudieron a las urnas, frente al 29,41% que mantuvieron la misma postura en las generales del 2008.
Comparando el mismo período, en Burela se disparó la abstención, pasando de 24,87% al 29,71%.; lo que se traduce en que 2.145 vecinos decidieron no hacer uso de su derecho al voto. En el otro punto de la tabla se sitúa A Pontenova, donde sólo 465 vecinos se quedaron en casa.
Partidos con menos apoyos
La jornada electoral transcurrió sin incidentes y, salvo por la clara victoria del PP (en torno a 25.000 votos en la comarca), el otro titular del día lo dio el crecimiento de votos de partidos que, como EU-V, no tiene representación municipal actualmente en A Mariña. El partido que hizo campaña con el lema «Rebélate» pasó en Viveiro de 236 (en el 2008) a 347; en Cervo, de 72 a 161; en Ribadeo, de 85 a 267; en Burela, de 61 a 184, o en el municipio de Foz, de 65 a 208. También subió en votos la formación liderada por Rosa Díez, UPyD, que obtuvo 493 en toda la comarca, mientras que el partido galleguista Converxencia XII, cuyo cabeza de lista por Lugo fue Wenceslao Posada, no logró ningún apoyo en Ourol, Trabada, Alfoz y A Pontenova.