lunes, 13 de junio de 2011

Festas en Vilaxe 2011


Gran participación en las rutas de senderismo de A Pontenova y Xove

Los municipios mariñanos de A Pontenova y Xove consiguieron reunir ayer a más de 600 personas para practicar el senderismo, aunque de manera diferente. En el primer caso, fueron unas 250 personas las que se dieron cita en la concentración de senderismo que organiza la asociación Albións en colaboración con el Concello y en el segundo, fueron 359 romeros que subieron a pie desde el centro cívico a la capilla de San Antonio da Rigueira, cuya romería se celebra hoy.
La cita pontenovesa concentró a amantes del senderismo llegados desde distintos puntos de la comarca como Burela, Foz, Lourenzá-aportó el grupo más numeroso con 55 personas- o Trabada; desde otros ayuntamientos vecinos como Meira o A Fonsagrada, así como de Lugo y de Monforte de Lemos y de localidades asturianas como Navia. El vicepresidente de Albións, Carlos Bermúdez, mostró ayer su satisfacción porque, «a xente marchou moi contenta, xa que son rutas nun entorno natural privilexiado».
Los grupos pudieron hacer dos rutas distintas: la parte baja de la de Reigadas, entre el puente de Paradela y A Ermida y la ruta férrea, que es nueva y discurre entre los núcleos de Goios y Foxas pasando por una cascada, que conforma un enclave natural de gran belleza. Una vez finalizada la caminata, la organización repartió bolos preñados, bolas de liscos y requesón entre los participantes para reponer fuerzas.
Además, entre los asistentes de fuera del municipio se sortearon seis estancias de fin de semana en establecimientos hosteleros del municipio. También hubo un sorteo de ropa y calzado para caminar entre todos los senderistas.

El PSOE pontenovés logró mayoría en asistencia de vecinos

Los socialistas pontenoveses no sólo obtuvieron mayoría absoluta en las urnas, en los comicios de mayo, sino también de asistencia, en el acto de investidura celebrado ayer en el consistorio, ya que al propio regidor, el reelegido Darío Campos, le extraño ver «máis xente que da outra vez», cuando quizás era más justificado, puesto que el PSOE desbancó entonces a un PP que había gobernado esta alcaldía en torno a 20 años.
«Ó mellor houbo 30 ou 40 persoas, en todo caso, eran máis que da outra vez», señaló el regidor socialista, que admitió no tener aún clara la distribución de delegaciones y funciones entre sus seis concejales, de los que sólo repiten tres, aparte del primer edil, el anterior responsable de obras, Francisco Martínez y su homóloga en servicios sociales, Isabel Couto.
Llama la atención, quizás, los 70 años de su concejal de mayor edad, la maestra Ángeles Villapol, de la que Campos asegura que está «en perfecto estado de forma, tanto física, como psíquica» para asumir cualquier responsabilidad que se le asigne. En el lado opuesto, estarían las de menor edad, Isabel Couto y Salomé Alonso.
El alcalde, que continuará con una dedicación parcial, apeló al «consenso entre todos los grupos», ya que ahora también forma parte de la corporación el BNG, «para sacar adiante tódolos temas de importancia para A Pontenova, como o centro de día e o apoio ó emprego para a xente nova».

El PP duplica en alcaldías en la provincia de Lugo a PSOE y BNG

Las investiduras de alcaldes en los municipios de Lugo deja un mapa provincial mucho más azul que en 2007. El PP logra 44 alcaldías, el PSOE 16, el BNG conserva sus cinco feudos y los indepedientes conquistan dos: Rábade y Chantada. Por tanto, los populares duplican en número de alcaldías a socialistas y nacionalistas.

La toma de posesión de los alcaldes no deparó ayer sorpresas, salvo un susto para el BNG en A Pobra do Brollón. En los 15 concellos donde no hubo mayorías absolutas el 22 de mayo, la situación se resolvió así: el PSOE logró cinco —Lugo, Becerreá, Viveiro, A Pastoriza y O Incio—; el BNG cuatro —Monforte, A Pobra do Brollón, Mondoñedo y Riotorto—; el PP cuatro también —Foz, Guitiriz, Láncara y O Valadouro—, mientras que los independientes gobernarán en los municipios de Rábade y Chantada,
En A Pobra do Brollón saltó la sorpresa, pero no tuvo entidad suficiente para apartar de la alcaldía al nacionalista José Luis Maceda Vilariño. La portavoz socialista Adoración Fernández González se abstuvo en la votación. El otro edil socialista, Javier González, sí apoyó al nacionalista. Así, el BNG logró cinco votos —los cuatro suyos y el socialista—, que fueron suficientes porque PP, con dos concejales, e independientes, con tres, se votaron a sí mismos. Adoración Fernández dijo en la sesión que no tuvo buena relación con el alcalde el pasado mandato y que se sintió «traizoada».