domingo, 3 de abril de 2011

Las Administraciones aún emplean topónimos incorrectos

Las páginas web de algunos organismos públicos aún están llenas de errores toponímicos de la provincia de Lugo. En pleno siglo XXI, la Guardia Civil, Renfe o algunos ministerios, como el de Fomento o el de Trabajo, todavía emplean ciertas formas que responden a una arcaica castellanización y que, además, incumplen el nomenclátor oficial, que establece legalmente los topónimos gallegos y que fue elaborado por la Comisión de Toponimia de la Xunta.
Un ejemplo de este incumplimiento lo podemos encontrar en la página web de Renfe. Al ver en detalle las paradas que realiza el tren de A Coruña a Monforte aparecen lugares como Oza de los Ríos (Oza dos Ríos) o Teijeiro (Teixeiro). Tampoco se escapa a estos equívocos el Ministerio de Fomento en los documentos donde detalla las partidas presupuestarias. En las cuentas para el 2011 se pueden encontrar errores como Villalba (Vilalba), Lorenzana (Lourenzá), Castromayor (Castromaior) o Careira (A Carreira)
Pero, sin duda, donde más fallos toponímicos se encuentran es en la web oficial de la Guardia Civil. Cualquier ciudadano que acceda a la página e intente encontrar los cuarteles más cercanos de la Benemérita tendrá problemas para localizarlos. ¿El motivo? En las direcciones de las dependencias aparecen nombres como Ferreira del Valle Oro (O Valadouro), Los Nogales (As Nogais), Puentenuevo (A Pontenova), Bahamonde (Baamonde), Germade (Xermade), Jove (Xove), Vicedo (O Vicedo), Pastoriza (A Pastoriza), Puebla de Brollón (A Pobra do Brollón), Incio (O Incio), Palas de Rey (Palas de Rei), Piedrafita (Pedrafita do Cebreiro), Puebla de San Julián (A Pobra de San Xiao), Seoane de Caurel (Seoane do Courel) o Castro de Rey (Castro de Rei).