domingo, 26 de diciembre de 2010

Los Grumir vuelven a desmantelarse al concluir los contratos laborales


En una situación cíclica que se repite cada año, A Mariña vuelve a perder sus grupos municipales de intervención rápida (Grumir) al concluir los contratos laborales del personal eventual. Las agrupaciones quedan desmanteladas, limitándose en algunos concellos, como Viveiro, Burela o Cervo, a mantener al personal estable, que suele ser de una a tres personas.
Los Grumir de Ribadeo, A Pontenova, Xove, Viveiro, Burela y Cervo están formados por doce personas, más en algún caso los capataces permanentes. Al concluir los contratos laborales que subvenciona la Xunta, sus tareas pasarán a ser desempeñadas a partir del 1 de enero por voluntarios de Protección Civil. Será así hasta que la Xunta haga pública de nuevo la línea de ayudas y se convoquen las plazas. Suele ser un período de transición que llega hasta marzo o abril.

Fotos del facebook de pontenova.es