domingo, 12 de septiembre de 2010

Un jubilado de Ribadeo construye una réplica de 50 metros del tren minero

Luis Sanjurjo dedicó dos años a la tarea con mucho ingenio y aún más paciencia

Dos manos, mucho ingenio, paciencia y dos años de trabajo. Eso es lo que ha puesto de su parte Luis Sanjurjo Fernández, vecino de Xunqueira de Couxela, en las inmediaciones de Porto (Ribadeo), y el resultado es una reproducción de casi cincuenta metros de longitud del recorrido del viejo tren minero que unía Vilaodriz (A Pontenova) y Ribadeo. Todo es obra suya, desde la máquina ferroviaria con todo lujo de detalles a las vías, las estaciones... excepto una reproducción serigrafiada del apeadero de Abres, que se conserva en buen estado y de ahí que prefiriera usar una foto sobre una estructura que, eso sí, construyó él.
«Meu pai foi capataz da brigada de conservación da vía, e de neno participou na construción do ferrocarril. E foi por iso que ao final resultou ser meu pai. El era de San Tirso, parou en Abres nunha casa na que había unha rapaza que acabou sendo miña nai», recuerda Luis Sanjurjo.
La idea de hacer una reproducción del recorrido del tren le rondaba por la cabeza desde hace mucho tiempo: «Pero faltábame ter un torno para facer as rodas, os eixos e moitas máis cousas. Ao final conseguino e púxenme a elo, facendo de todo, mirando libros... Vou ter 84 anos e levo máis de dous anos en isto», explica.

LECER NA PONTENOVA

Non coñezo os noivos pero recoñezo xente que ante a dúbida e por medo a equivocarme prefiero non nomear, si sei que hay xente do barrio das cruces e do pobo de a pontenova.