martes, 28 de julio de 2009

El poder hipercalórico del típico «faragullo» se ratificó un año más en A Pontenova


La fiesta del faragullo -el plato hipercalórico típico de A Pontenova- resultó todo un éxito este pasado fin de semana. Organizada por la cofradía de la Esperanza, en San Mamez, acumuló su quinto año superándose a si misma. En sus inicios, la fiesta se concibió como un reconocimiento a los colaboradores y miembros de la cofradía y se organizaba en el bajo de la casa de la presidenta, Esther Rodríguez Lombardero, pero este año ya se hizo preciso instalar carpas fuera. Incluso acudió un grupo de 19 personas de Ferrol, que ya anunciaron que volverán.

El plato de faragullo costó 6 euros. Se elabora con harina, huevo, leche, sal y agua y se sirvió acompañado de miel, torreznos o chorizo, a elegir; bebida (vino, refrescos o agua), y postre. Demostró con creces su poder y los asistentes -que también disfrutaron de baile- afirmaron quedar saciados.